¿Usted sabe de dónde viene la comida que es servida en el avión? ¿Tiene alguna idea de cómo los platos son preparados? Además de todo el cuidado con el despegue y el aterrizaje, la seguridad con la alimentación también es un ítem primordial para las compañías.

El servicio de catering aéreo comprende a las empresas responsables por preparar las comidas adaptando las peculiaridades de la aviación a las rutinas de las cocinas industriales. Y todo cuidado es poco para evitar una situación de emergencia, como una intoxicación alimentaria en pleno vuelo.

Aunque parezca trama de película, es necesario tener algunos cuidados, como mínimo, curiosos – como, por ejemplo, ofrecer ítems diferentes al piloto y al copiloto, para que, caso exista algún problema, el otro pueda asumir el comando.

Más alla del tema de la seguridad, actualmente, las empresas se han preocupado en garantizar el bienestar de los pasajeros y, por eso, algunas compañías también extienden esta estrategia a los tripulantes como método de precaución.

Generalmente, las opiniones se encuentran divididas entre aquellos que se encantan con lo que es ofrecido en el vuelo, y aquellos que tienen alguna resistencia a los platos. Sin embargo, la ausencia de algunos ítems no es una mera casualidad. Algunos alimentos precisan ser evitados. Algunos debido a la fermentación – como los granos en general y las legumbres como el brócolis y el repollo. Otros, por las posibles y comunes alergias – como ajíes, camarones y carne de cerdo.

Sin embargo, las medidas sobresalen y, la elección de los proveedores para la elaboración de las comidas es el primer paso para garantizar la calidad de los productos ofrecidos. Para eso, se suele, antes de la contratación de los servicios, someter a los productos a auditorías.

Después de eso, todas las mercancías son rigurosamente controladas. Los embalajes y las temperaturas también son inspeccionadas y pasan por exámenes constantes para que nada huya de los estándares establecidos.

En estas empresas, los nutricionistas no sólo trabajan con las tablas y las cazuelas: éstas también son responsables por inspeccionar desde la higiene personal de los empleados hasta las condiciones de almacenamiento, tiempo de preparo y la validez de los alimentos. La basura, la higiene del ambiente, de los equipos y de los utensilios también deben ser verificados constantemente.

Otro ítem que no permite fallas es la planificación de los plazos. En la logística no puede haber fallas, ya que los procedimientos exigen precisión en los horarios.

La tecnología aplicada al catering aéreo

Realizar todos esos controles de modo manual puede ser una tarea difícil que puede comprometer la objetividad de los resultados. Para evitar este tipo de transtorno en una operación que requiere tantos cuidados, nada mejor que usar la tecnología como aliada.

Es posible contar con softwares robustos y modernos que ayudan para que el abastecimiento del avión sea realizado en la medida correcta y en tiempo hábil para el vuelo.

Además de atender las exigencias legales de cada país, los sistemas pueden administrar el sector de producción de comidas, pasando por el proceso diario de creación y generación del plan de vuelo de acuerdo con los ciclos de cada compañía aérea.

Con la tecnología web, el sistema permite gerenciar, a distancia, diversas filiales en tiempo real, lo que aumenta la gestión y el poder de decisión de los catering.