Mucho se especula sobre los próximos pasos del mercado de food service. Sea a nivel nacional, o a nivel mundial, comprender las tendencias es un objetivo primordial para los gerentes del área.

Sin embargo, estar al tanto de las demandas de este mercado consiste en un gran desafío. Inclusive porque el entendimiento comprende factores como temas sociales y de comportamiento de los consumidores.

Algunos panoramas pueden orientar a los gerentes hacia las direcciones en que camina el mercado de food service. Pero, al final, ¿qué está siendo demandado? ¿Para dónde las tendencias están proyectadas? Y, ¿como gerente de un establecimento de alimentación fuera del hogar qué medidas deben ser adoptadas? ¿Sobre todo para garantizar la durabilidad del negocio?

¡Acompañe nuestro post y manténgase informado! 🙂

Observe a quien consume en el mercado de food service

De algo sabemos: los consumidores están más exigentes. Prueba de eso son algunos datos que nos revelan un poco más sobre el comportamiento de los mismos en el actual contexto.

¿Usted sabía que el  58% de los consumidores no utilizan más los servicios de una empresa después de una experiencia negativa? Y ¿que el 26% de los consumidores posta un comentario negativo en las redes sociales, como Facebook o Twitter, después de una mala atención? Interesante, ¿verdad?

Como gerentes, es imprescindible comprender algunas estrategias para atender a las expectativas de los consumidores, evitando transtornos a través de malas experiencias.

Partiendo de esa hipótesis, es esencial entender lo que el público ha demandado, principalmente cuando hablamos de alimentación fuera del hogar. Proporcionar una experiencia positiva a los consumidores, y escucharlos, es una postura relevante que las empresas deben adoptar.

La preocupación con el consumo saludable es real

La exigencia del consumidor también contempla el proceso de pre venta, o sea, el que anticipa la compra. Actualmente, lidiamos con un escenario en que los individuos indagan sobre el producto o servicio ofrecido para saber la reputación de una empresa.

El mismo raciocinio se aplica cuando dialogamos sobre la calidad de las mercancías para consumo. Es el caso de la creciente demanda por informaciones de valores nutricionales, por ejemplo.

En 2016, una encuesta realizada por Qualibest reveló que 74% de los entrevistados declaran chequear las informaciones nutricionales en los rótulos antes de adquirirlos.

Según el estudio, la preocupación está dirigida principalmente con la cantidad de sodio y grasa trans en los alimentos.

Además de eso, de acuerdo con el Instituto Datafolha, en el año de 2016, el 56% de los establecimientos food service del país se dieron cuenta del aumento de interés por el consumo de alimentos saludables por parte de sus clientes. Y el porcentaje es creciente.

Tomando esos datos como base, se deduce que el mercado de food service está inclinado a lidiar con consumidores más preocupados con una alimentación más saludable.

De esa forma, redifinir algunas estrategias e invertir en menús más balanceados consisten en apreciaciones inteligentes que los gerentes pueden adoptar.

Sustentabilidad con enfoque

La sustentabilidad permanece como una de las principales tendencias del mercado de alimentación fuera del hogar. Y, a cada día, la causa gana aun más relevancia a nivel mundial.

De acuerdo con la encuesta realizada por Nielsen Holdings, en 2017, fue verificado que, en Brasil, el  74% de los consumidores optan por la compra de productos o contratación de servicios de compañías que invierten en programas de sustentabilidad.

El dato es interesante, sobre todo para los gerentes de establecimientos de alimentación fuera del hogar.

Trabajada principalmente por las industrias por medio de producciones que reducen los impactos ambientales, los establecimientos food service se están redefiniendo para proveer tanto las necesidades ecológicas como las de consumo.

De esa forma, los gerentes han lidiado con este tema dirigiendo su estrategia para la optimización de los procesos y en el uso correcto de las materias primas.

Vale recordar que evitar el desperdicio también es ser sustentable. O sea, la sustentabilidad también es una apreciación estratégica y que llama la atención de sus clientes y potenciales consumidores.

¿Y cómo lidiar con el plástico?

Aún hablando sobre sustentabilidad, es interesante dialogar sobre un apéndice importante: el plástico y otros materiales que envuelven los productos.

En visita a la feria Alimentec 2018, — una de las mayores ferias de alimentación y tecnología de América Latina — que se realizó entre los días 4 y 8 de junio, en Bogotá, tomamos conocimiento sobre algunos temas mundiales más relevantes.

La preocupación con los materiales de los embalajes que envuelven los productos comercializados han llamado la atención de los gerentes, que buscan por opciones más ecológicas y que aseguran la calidad de la mercancía entregada al consumidor.

El plástico, principalmente, vuelve a asumir su papel como material polémico y de destaque. De esa forma, muchos gerentes están invirtiendo en estrategias para reducir su uso, además de optar por acciones que hagan de su descarte menos nocivo al medio ambiente.

Por tanto, dar preferencia a marcas atentas al enfoque ecológico, y que hacen uso de materiales biodegradables también evidencia interés por parte de los gerentes en lidiar con el tema ambiental. Una imposición de extrema importancia principalmente en la visión de los consumidores.

Conclusión

Prestar atención en lo que respecta a las demandas en nivel de mercado es de suma importancia para la duración de su establecimiento food service. Acompañar las tendencias y comportamiento del público es capaz de revelar mucho sobre para cual sentido este escenario está caminando.

Por tanto, adoptar un posicionamiento que se ajuste con las expectativas del mercado garantiza, no apenas una posición de destaque, como también un diferencial frente a la competencia.

¿Qué le pareció? ¿Piensa que el mercado está caminando para otros trayectos que no son aún explorados? No deje de comentar abajo. 🙂