La industria de venta al por menor está en constante expansión y movimiento – adaptándose a las tendencias, perfeccionando los servicios e invirtiendo cada vez más en tecnología. La forma de comprar y los medios de pago cambiaron y es necesario adecuarse a este nuevo escenario para tener éxito en los negocios de este segmento.

Especializada en investigaciones digitales, Mindminers hizo un levantamiento que señaló que el más de  90% de los brasileños ya efectuaron por lo menos una compra en alguna tienda virtual. Esto porque, además de la digitalización de la población, los consumidores se han sentido más confortables y confiados en relación a la seguridad digital.

Otro resultado – de Total Retail 2016, de PwC – mostró que el cambio en el comportamiento de los brasileños ya puede ser claramente sentido, después que más del 35% de la población afirmó que suele hacer compras online, mientras que el 30,9% declaró que aún prefiere comprar en tiendas físicas.

Según este parámetro, es posible observar que cada vez más los consumidores han dado preferencia a los smartphones, usando dispositivos y otros medios digitales para recibir y hacer pagos. Para atender a las expectativas de ese público es necesario, más que nunca, estar atento a factores como agilidad, simplicidad y seguridad.

Los datos sólo confirman y refuerzan la importancia de invertir en soluciones que ofrezcan la mejor experiencia al cliente, como fluidez en el pago – sea presencial o virtual, usando el dispositivo de su preferencia o haciendo los pedidos online y retirando los productos personalmente.

Venta al por menor permite implementar funcionalidades relevantes

Las oportunidades son muchas en este segmento y pueden ser exploradas para simplificar los procesos tanto en las tiendas físicas como en las virtuales. Algunas funcionalidades relevantes pueden ser implementadas, como atención al consumidor por mensaje instantáneo y pagos facilitados vía chat.

También es interesante pensar en maneras de ofrecer beneficios adicionales – como programas de fidelidad u otras recompensas – que pueden hacer una gran diferencia en el amplio mundo de las posibilidades de las ventas al por menor.