segunda sem carne

En el último mes, los diputados estatales de São Paulo aprobaron un proyecto de ley que piensa instituir el Lunes Sin Carne en la mayoría de los órganos públicos del Estado – con excepción de los hospitales.

El asunto generó mucha polémica y discusiones en las redes sociales. De un lado activistas vegetarianos resaltaban los impactos ambientales y defendían la causa animal. Del otro, representantes del agronegocio objetaban el orden económico del mercado.

Sin embargo, el texto aprobado por la Asamblea Legislativa necesitaba ser sancionado por el gobernador Geraldo Alckmin – que en entrevista al Canal Rural, anunció al inicio de esta semana que vetará la propuesta.

El gobernador declaró que “aunque es con buena intención, el proyecto es equivocado, pues limita el derecho de las personas y no considera la capacidad de tomar decisiones sobre su propia alimentación”.

Como médico, Alckmin también resaltó que sería necesaria una campaña educativa para la conscientización de los consumidores – que podrían acabar sustituyendo la proteína por carbohidrato y, con eso, aumentar el índice de obesidad.

Inscrita en febrero de 2016, la propuesta de autoría del diputado Feliciano Filho (PEN) es basada en el movimiento Lunes Sin Carne – que propone la reducción de consumo de carne.

De acuerdo con el texto, quedaría prohibido el abastecimiento de carnes y sus derivados los lunes, en las escuelas de la red pública y en los establecimientos que distribuyen comidas también en las dependencias públicas.

De igual forma, los bares, cafeterías y restaurantes deberían fijar en local visible un menú alternativo sin carne y derivados. En caso de no cumplimiento, el proyecto prevía multa basada en 300 Unidades Fiscales del Estado de São Paulo (Ufesps) – el equivalente a más de R$ 7.500.

Aun con veto, Lunes Sin Carne sigue en expansión

Con el escándalo de la Carne Fraca (Carne Débil), que estremeció fuertemente el mercado y los estudios que han sido divulgados referente a los impactos ambientales y también en relación a la salud de la población, a cada día el número de vegetarianos ha aumentado. Incluso entre los que consideran importante el consumir la proteína animal, la reducción de la ingestión de carnes ha sido perceptible.

Además de las acciones individuales, el movimiento vegetariano ha ganado apoyo de los órganos públicos, ONGs, asociaciones y personalidades que han salido en defensa de los animales y del propio planeta. La iniciativa Lunes Sin Carne fue lanzada en Brasil en 2009 por la Sociedad Vegetariana Brasilera (SVB), con la propuesta de invitar a la población a cambiar la proteína animal por la proteína vegetal.

En mayo de 2017, el Secretario de Administración Penitenciaria del estado de São Paulo, Lourival Gomes, recibió en una audiencia a la SVB, a la Humane Society International, y al Diputado estatal Roberto Tripoli. En la ocasión, fue presentada una propuesta de implantación del Lunes Sin Carne y de su gran potencial de generar beneficios para el medio ambiente, para los animales y para la salud de los detenidos.

En setiembre del mismo año, la Secretaría comunicó que consideró los datos presentados y las 48 unidades penitenciarias de la región central del Estado, con población penal de más de 46.600 detenidos, iniciaron el proceso de cambio de menús, con el objetivo de reducir el consumo de la proteína animal.

Presente en más de 40 países, la campaña Lunes Sin Carne alcanzó 100 municipios de São Paulo, que están implementando la merienda vegetariana en las escuelas estatales.

El proceso empezó en noviembre de 2016, cuando 210 escuelas de la capital iniciaron un menú sin carnes o derivados una vez a cada 15 días. Después de casi un año, el programa fue extendido a toda la red, generando ganancias ambientales bastante significativas.

Diversos restaurantes de la red privada también adoptaron la campaña en todo el país y, aquellos que no retiraron la proteína animal totalmente del menú los lunes, ya hacen una divulgación más intensa de las opciones vegetarianas en el menú.

Restaurantes han invertido en la adaptación de los menús

Hace algunos años investigadores de todo el mundo vienen advirtiendo sobre la capacidad del planeta para mantener los niveles elevados de producción. Además de eso, los benefícios de la dieta vegetariana han sido reconocidos por muchos especialistas del área de la salud.

Y, el sector de alimentación fuera del hogar, ya entendió el cambio en el comportamiento del consumidor y, poco a poco, se ha adaptado para atender a este público creciente. Si antes era difícil encontrar opciones sin carne en los menús, actualmente ya es común tanto platos como restaurantes específicos en esta línea.

Los gerentes han invertido en adaptaciones en los menús y, también en este momento, es esencial contar con softwares modernos que sean capaces de abastecer esta demanda – sea para restaurantes corporativos o comerciales.